Tag Archives: Lenny Kravitz

Querido señor Lenny Kravitz

Querido señor Lenny Kravitz:

Cuando tenía 16 años me regalaron por Navidad el “Night owls” de Vaya con Dios (discazo), el rojo de The Beatles (o el azul, no lo recuerdo bien) y el  “Mama said”. Ha llovido mucho desde entonces (de hecho, ha llovido, salido el sol, nevado y cuantos fenómenos meteorológicos se le ocurran), quiero decir que se puede imaginar la de veces que he escuchado ese disco, que entonces era de vinilo, pero que luego compré en CD… El caso es que ir a un concierto suyo era algo que esperaba con cierto entusiasmo, y el sábado, al fin, llegó ese momento.

Dos grupos teloneros, los primeros era un muermo , así que comimos algo. Por cierto, aprovecho para decir a los señores que ponen los puestos de comida en estos eventos: seguro que ya son ricos con esos precios, así que ¿les importaría vender algo más parecido a comida real? digo, que si le doy un bocado al cartón donde ponen el perrito que me dé cuenta, que no me sepa igual que el pan… El segundo grupo, Rival sons, sonaba bastante bien, la verdad, pero claro, una va a lo que va, y un retraso de 45 minutos deja listo a cualquiera y a una le entran ganas de volverse a  casa a ver un capítulo de The good wife con una copita de Sheridan.

Por fin aparece usted y canta Dirty white boots, una marchosilla del último disco, que confieso no he escuchado todavía ¿Emocionada? pues sí, mucho, la verdad, pero  más todavía cuando la siguiente fue American woman y ya como loca cuando empezaron a sonar los acordes de It Ain’t Over ’til It’s Over. Pero a partir de ahí… Sister, vale, una canción muy bonita, pero empezó a alargarla y alargarla y fueron unos 10-15 minutos de canción. A ver, que lleva una pedazo de banda, el guitarra líder es una pasada, las señoras del coro cantaban y se movían de escándalo, la bajista, el teclado, la batería, la trompeta y los saxos, todo eso está muy bien, pero venga solos y solos y venga a alargar canciones… pues para mí es un poco pesado, vamos, que podría haber tocado 10 canciones más en vez de alargar tanto alguna de las que tocó (de hecho, creo que tocó sólo 12 en total)

Otra cosilla, yo canto muy mal, pero me gusta mucho, así que en mi casa me harto de cantar, pero claro, cuando voy a un concierto espero que usted cante más que yo, creo que es lo suyo. Vale que estoy exagerando, pero es verdad que eso de dejar tanto al público que cante, pues hombre, no me acaba de convencer. Lo de “Ahora vosotros” “Ahora las chicas del coro” , así, diez veces, pues cansa.

Señor Kravitz, es usted un poco divo, también hay que decirlo. A ver, que se le perdona porque lleva un montón de años en la música y se lo puede permitir, pero me hubiera gustado un poco más de campechanismo (que no lo recoge el diccionario de la RAE, pero bueno, yo me entiendo).

¿Me gustó? Pues sí, a mí los conciertos me gustan, eso de compartir espacio con un grupo al que normalmente escuchas en tu casa, pues es una pasada, y obviamente sientes la música de otra forma, rodeada de un montón gente con la que no tienes nada en común  salvo el estar viviendo esa experiencia, ese momento y a la que ves tan emocionada como tú, pues es no sé ¿suena muy cursi si digo mágico? El sonido increíble, la banda ya digo que es una pasada, esa voz, señor Kravitz, tan especial, tan suya, y esa presencia en el escenario, pues me alegro de no haberme perdido nada de eso, pero, muy  mi pesar, me esperaba más.

Y una  duda que  tengo y a ver si me la podría aclarar: hablando un día con mi amiga Lorena, estábamos debatiendo porqué se cortó usted el pelo y me gustaría que me confirmase si es por lo que decía ella, que un día llegó usted a la conclusión de que no era justo estar tan bueno, así que decidió estropearse un poco, por si acaso reventaba ;)

 Concierto Lenny Kravitz Wembley 2014