Tag Archives: Concierto

Un par de conciertos: Love of lesbian y Amaral en un fin de semana.

Un día el señor Armadillo me llegó con una canción, que si tenía que escucharla, que molaba mil, que de verdad que por favor la escuchara… Bueno, pues la escuché, era Club de fans de John Boy de Love of lesbian. A  ver, yo conocía al grupo y algo había escuchado porque el cantante Santi Balmes es el autor de uno de los cuentos más bonitos que he leído (que nos regaló la señora Totoro) Yo mataré monstruos por tiEn ese momento no me gustaron mucho, la verdad. Pero bueno, el señor Armadillo, empezó a poner Club de fans de John Boy una y otra vez y empezamos a escucharla, y nos pasó justo lo que al protagonista de la canción, que al final somos fans :)

Alegría inmensa cuando vimos que venían a tocar a Londres, claro. Además, lo bueno de los grupos españoles es que tocan en salas pequeñas (el concierto fue en The Clapham grand)  así que allí estábamos, en cuarta fila. La lista de canciones la habían publicado en su Instagram así que ya sabíamos qué iban a tocar. La verdad es que eso me resultó algo agridulce, a ver, guay saber qué canciones íbamos a escuchar, pero por otra parte, también sabíamos cuándo iban a terminar y que no iban a tocar canciones tan maravillosas como El poeta Halley, una de las letras más bonitas que he escuchado en mi vida, sobre todo la parte final, la recitada (mi parte filóloga se emociona ;) ). Y es que en general, desde mi punto de vista, lo mejor de Love of lesbian son sus letras, llenas de poesía, de figuras literarias, algunas tristes, otras divertidas, historias repletas de juegos de palabras, cuentos…

El concierto estuvo genial, empezaron puntuales (que se agradece), son muy buenos en directo, muy divertidos. Cantaron y cantamos, y saltamos y bailamos. Incluso Santi Balmes se bajó al público y ahí estuvo un buen rato. Fotos no saqué muchas, lo estaba disfrutando :)

Love of lesbian, 3 de febrero 2017

Love of lesbian, 3 de febrero 2017

 Algo bueno del concierto también, el bocadillo de jamón serrano que nos metimos entre pecho y espalda. Casa Manolo había montado un puesto con bocadillos de salchichón, chorizo y jamón serrano. Riquísimo. Y es que parece una tontería, pero si abren puertas antes de las siete, no vas a cenar a esa hora y luego, cuando sales, no es que haya muchas cosas abiertas donde poder comer algo, así que me pareció una muy buena solución.

Pues esto fue un viernes, y el domingo tenía otro concierto, el de Amaral. Ganas de ir, si digo la verdad, no tenia ningunas: un domingo, a las siete de la tarde, una hora de camino, con un frío que no veas y además a este iba sola… Pero bueno, allá que fui, y me lo pasé genial. Para este me quedé atrás, pasaba de buscar primeras filas y además se veía muy bien desde el fondo (sala pequeña, otra vez, esta vez el O2 Shepherd’s Bush Empire). Así que me pedí una sidra, saqué mi libro y me senté en un escalón hasta que empezó el concierto. Tan a gusto. Estaban presentando su nuevo disco Nocturnal, pero claro, también tocaron todas las clásicas, así que me hinché de cantar y saltar otra vez.

Amaral, O2 Shepherd's Bush Empire, 2017

Amaral, O2 Shepherd’s Bush Empire, 2017

Cómo me alegré de haber ido, estuvo genial, muy buenos en directo, muy buen rollo y muy buen ambiente.

El próximo: Kaiser chiefs en marzo ;)

 

Muse

Meses hace que compré las entradas, y es que son uno de mis grupos favoritos. La fecha se acercaba y estaba tan contenta, tenía hasta la canguro buscada, era aquí cerquita, todo perfecto, pero… resulta que se me pone malo el señor Armadillo :(  . Yo tenía la esperanza de que estuviera bien para la ocasión, pero, por desgracia, no fue así, un virus lo había agarrado con fuerza, se ve que le había cogido cariño y no quería irse, pobrecito mío. Hasta el día antes estuvimos viendo a ver qué tal iba la cosa, pero estaba claro que lo de meterse en un concierto no era la mejor de las ideas. Yo sola no quería ir, estas cosas se disfrutan más en compañía, al mismo tiempo me sentía mal por dejarlo aquí, pero por otra parte (sí, llamadme perra del infierno) no quería perderme el concierto, así que a buscar a alguien que hiciera de acompañante. El señor Brotherinlaw fue reticente al principio, pero finalmente el señor Armadillo lo persuadió (creo que con amenazas) para que tuviera a bien ser mi acompañante para tal evento. Así que allá que fuimos :)

No llegamos para ver a los teloneros, me agota estar dos horas antes, llamadme rancia o viejales, pero cuando empieza el grupo al que he ido a ver, ya ando cansada. El señor Brotherinlaw estaba de acuerdo, así que llegamos una media hora antes de que saliera Muse. El escenario era redondo y estaba en el centro, con pasarelas por donde se paseaban de vez en cuando, así que estuvimos bastante cerca a pesar de haber llegado justos de tiempo.

Todo empezó con unos cánticos en canon muy a lo gregoriano y, claro, con drones, unas bolas que empezaron a volar y a “bailar” con la música, muy espectacular. Por fin salieron y abrieron con Pshyco (bien), una canción de su último disco y, aunque la gente aquí es bastante sosa en los conciertos, más de uno ya se puso a dar botes.  Además de las nuevas tocaron todas las imprescindibles: Madness (una de mis favoritas), Resistance (me encanta), Time is running out (mi favorita), Supermassive black hole  (cojonuda), Hysteria (la caña) y cerraron con Knights of Cydonia (épica).

La puesta en escena fue muy chula, con proyecciones de paisajes futuristas y apocalípticos, muy, muy guay. En un momento dado, también apareció una nave volando por el recinto. Tampoco faltaron, por supuesto, los cañones de humo y la lluvia de papelillos (con forma de muñequitos).

Las fotos: pocas y malas, estaba muy ocupada pasándomelo bien :)

Concierto Muse 2 concierto Muse 1 FullSizeRender (5)

 

¡Qué pedazo de concierto! Con esta frase puedo resumirlo todo, me encantó.

Van Morrison & Tom Jones

Antes de nada, gracias al querido señor Brotherinlaw por avisarnos, a sus pies caballero. Resulta que hay una página, www.showfilmfirst.com, que te da entradas gratis para eventos, sí yo tampoco me podía creer que algo así de estupendo pudiera pasarme, porque estaban dando entradas para el concierto del domingo de Van Morrison y Tom Jones  en el O2, dentro del Blues Festival que se está celebrando.

Debo decir que a Adriana le gusta mucho Tom Jones, aquí es uno de los jueces en  La voz, así que, como vemos el programa, pues lo conoce y además escucha su música, que sí, que lo busca en Spotify e incluso añade algunas canciones en su lista de favoritos, y las canta. Así que, había llegado el momento de que fuera a su primer concierto. La entrada a menores estaba permitida, pero yo no las tenía todas conmigo, a ver si al final nos iban a echar para atrás en la puerta… así que cuando íbamos en el autobús, le dije “Si no nos dejan entrar, no pasa nada, nos volvemos a la casa y ponemos el CD”, me miró muy seria y me dijo “Pero mamá, no es lo mismo…”. Claro, ella pensaría que después de ir a un concierto, siempre venimos diciendo lo que mola ver la música en directo y ahora no le iba a vender la burra.

Antes del concierto le dije que como íbamos a ir a un sitio con muchísima gente, íbamos a hablar de qué pasaba si se perdía. La conversación fue algo así:

-No voy a perderme.

-Ya, pero por si acaso.

-No, porque me da mucho miedo, como aquella vez que me perdí en el supermercado…

-No te has perdido nunca en el supermercado.

- Ya, pero lo he soñado y daba mucho miedo.

-Vale, pues si te pierdes, busca a alguien y le dices que te has perdido. Como sabes la dirección de la casa, se la puedes decir, pero te voy a hacer una pulsera con mi número de teléfono. Buscas a alguien y se lo das.

-¿Y si es unfriendly? Porque son strangers mamá…

(Combatimos a diario con el Spanglish, pero es inevitable…)

-Vale, entonces busca a alguien de la organización, gente que trabaja allí y que llevarán uniforme y una identificación, una tarjeta con su nombre.

-¿Y qué pasa si alguien se disfraza con un uniforme, pero no es de la organización?¿Eh?

-Vale, no te sueltes de mi mano.

Ya sabemos que además de mis ojos ha sacado mi vena paranoica :)

No hubo ningún problema, eso sí, los asientos estaban en lo más alto, dos butacas más para allá andaba San Pedro :) ¡Madre mía, y yo que tengo vértigo! Adriana me decía “Mamá, estamos muy altas, a ver si nos caemos” y yo en plan: “Estate calladita, no se va a caer nadie” sólo me faltaba que me dijera eso, bastante tenía yo con evitar mirar abajo…

 

Concierto Tom Jones

Concierto Tom Jones

La cosa empezó bien, primero salió Van Morrison, que canta que te mueres, pero claro, a la que tocó dos lentas, Adriana me dijo: “Yo tengo mucho sueño, voy a dormir, cuando salga Tom Jones, me avisas” Y dicho y hecho, se quedó frita, poco le importaba estar en mitad de un concierto. Van Morrison, pues muy bien, tiene un vozarrón y un directo buenísimo, pero yo estaba esperando “Brown eyes girl” que es la que me sabía y me quedé con las ganas.

Tom Jones, bueno, pues es Tom Jones, que tiene un chorro de voz que da miedo y estuvo increíble. No era la primera vez que se subía a un escenario, desde luego, eso se nota y cuando te cuenta historias en plan “Cuando cantaba con Elvis en Las Vegas…” pues no puedes hacer otra cosa que rendirte a sus pies.

Cantó canciones de su nuevo disco (“Mamá hay que comprarlo, mañana lo compras”) y versionó  It’s not inusualSex bomb. La versión de Sex bomb fue preciosa, en plan blues.

Concierto Tom Jones- It’s not inusual

Resumen: A pesar de que entre los dos suman como 500 años, tienen unas voces envidiables. Adriana me dijo que había sido muy emocionante, que le había encantado su primer concierto. Lo único malo es que el señor Armadillo no pudo venir, pero bueno, espero que sea el primero de muchos :)

 

 

Florence and the machine

Septiembre, concierto de Florence and the machine en el Alexandra Palace (también llamado donde Cristo perdió el lápiz, aunque es precioso, eso sí).  Un poquito de historia, que el sitio lo merece: Alexandra Palace fue construido en 1873 y se llamó “El palacio de la gente”, sólo dieciséis días después de su apertura fue destruido por un incendio.Dos años después, en 1875, se volvió a abrir. En 1900, tras algunas dificultades financieras, se creó por un Acta del Parlamento, la Fundación Alexandra Palace and Park, y lo hicieron ” disponible para el uso  gratuito y recreo del público para siempre”. En 1935, la BBC ocupó la parte Este del edificio, desde la que se hicieron las primeras retransmisiones de la televisión pública en 1936. En julio de 1980 se incendió por segunda vez. Se reabrió en 1988 y continúa como fundación benéfica administrada por el distrito de Haringey.

Para llegar hasta el palacio, hay que subir una cuesta considerable, aunque también es verdad que la subida vale la pena, las vistas de Londres son impresionantes, tendremos que volver de día.

Volviendo al concierto, fue impresionante. Esta mujer no pierde nada en directo, tiene una voz increíble y eso a pesar de que no para de moverse y dar saltos por todos el escenario. Ha cambiado su look “hada del bosque” por algo setentero, pero da igual, escuchas ese vozarrón y como si quiere ir en pijama. Bueno, para los que no sepáis quién es, igual os suena alguna de sus canciones como: You’ve got the love  o Dog days are over. Pues así como la escucháis en el vídeo es en directo :)

Un poco mística sí que es, cuando se pone a hablar llega a misticismo nivel “voy fumadísima”, pero es puro espectáculo. Momento emocionante una de las veces que se acercó al público y una muchacha le dio su diadema de flores y se la puso; esa muchacha cantando con ella, emocionada, temblando, fue de lagrimita.  Muy, muy recomendable, toda una experiencia, de las que te ponen la piel de gallina.

Aquí dejo unas fotos, cortesía del Señor Armadillo.

Florence 1Florence 3 Florence 2 Florence 4 Florence 1

 

 

 

 

Querido señor Lenny Kravitz

Querido señor Lenny Kravitz:

Cuando tenía 16 años me regalaron por Navidad el “Night owls” de Vaya con Dios (discazo), el rojo de The Beatles (o el azul, no lo recuerdo bien) y el  “Mama said”. Ha llovido mucho desde entonces (de hecho, ha llovido, salido el sol, nevado y cuantos fenómenos meteorológicos se le ocurran), quiero decir que se puede imaginar la de veces que he escuchado ese disco, que entonces era de vinilo, pero que luego compré en CD… El caso es que ir a un concierto suyo era algo que esperaba con cierto entusiasmo, y el sábado, al fin, llegó ese momento.

Dos grupos teloneros, los primeros era un muermo , así que comimos algo. Por cierto, aprovecho para decir a los señores que ponen los puestos de comida en estos eventos: seguro que ya son ricos con esos precios, así que ¿les importaría vender algo más parecido a comida real? digo, que si le doy un bocado al cartón donde ponen el perrito que me dé cuenta, que no me sepa igual que el pan… El segundo grupo, Rival sons, sonaba bastante bien, la verdad, pero claro, una va a lo que va, y un retraso de 45 minutos deja listo a cualquiera y a una le entran ganas de volverse a  casa a ver un capítulo de The good wife con una copita de Sheridan.

Por fin aparece usted y canta Dirty white boots, una marchosilla del último disco, que confieso no he escuchado todavía ¿Emocionada? pues sí, mucho, la verdad, pero  más todavía cuando la siguiente fue American woman y ya como loca cuando empezaron a sonar los acordes de It Ain’t Over ’til It’s Over. Pero a partir de ahí… Sister, vale, una canción muy bonita, pero empezó a alargarla y alargarla y fueron unos 10-15 minutos de canción. A ver, que lleva una pedazo de banda, el guitarra líder es una pasada, las señoras del coro cantaban y se movían de escándalo, la bajista, el teclado, la batería, la trompeta y los saxos, todo eso está muy bien, pero venga solos y solos y venga a alargar canciones… pues para mí es un poco pesado, vamos, que podría haber tocado 10 canciones más en vez de alargar tanto alguna de las que tocó (de hecho, creo que tocó sólo 12 en total)

Otra cosilla, yo canto muy mal, pero me gusta mucho, así que en mi casa me harto de cantar, pero claro, cuando voy a un concierto espero que usted cante más que yo, creo que es lo suyo. Vale que estoy exagerando, pero es verdad que eso de dejar tanto al público que cante, pues hombre, no me acaba de convencer. Lo de “Ahora vosotros” “Ahora las chicas del coro” , así, diez veces, pues cansa.

Señor Kravitz, es usted un poco divo, también hay que decirlo. A ver, que se le perdona porque lleva un montón de años en la música y se lo puede permitir, pero me hubiera gustado un poco más de campechanismo (que no lo recoge el diccionario de la RAE, pero bueno, yo me entiendo).

¿Me gustó? Pues sí, a mí los conciertos me gustan, eso de compartir espacio con un grupo al que normalmente escuchas en tu casa, pues es una pasada, y obviamente sientes la música de otra forma, rodeada de un montón gente con la que no tienes nada en común  salvo el estar viviendo esa experiencia, ese momento y a la que ves tan emocionada como tú, pues es no sé ¿suena muy cursi si digo mágico? El sonido increíble, la banda ya digo que es una pasada, esa voz, señor Kravitz, tan especial, tan suya, y esa presencia en el escenario, pues me alegro de no haberme perdido nada de eso, pero, muy  mi pesar, me esperaba más.

Y una  duda que  tengo y a ver si me la podría aclarar: hablando un día con mi amiga Lorena, estábamos debatiendo porqué se cortó usted el pelo y me gustaría que me confirmase si es por lo que decía ella, que un día llegó usted a la conclusión de que no era justo estar tan bueno, así que decidió estropearse un poco, por si acaso reventaba ;)

 Concierto Lenny Kravitz Wembley 2014