Tag Archives: Almudena Grandes

Libros

¡Madre mía de mi vida!¡Desde marzo sin escribir! Que no creáis que no lo tengo en mente, pero entre una cosa y otra… nunca me parece buen momento. Bueno, pues he venido a hablar de libros (que no de mi libro, que ya me gustaría…) y tengo de todo, desde cosas que me han encantado, descubrimientos, hasta cositas que bueno, para el veranito no están mal.  Pero primero, quería dedicar esta entrada a unos tipos de lectores especiales: la gente a la que le gusta leer pero desgraciadamente no puede; la gente que está ahí para leerles a aquellos que no pueden, que comparten su tiempo para regalar el placer de la lectura; y por último, los que han leído mucho mientras estaban con nosotros y que espero encuentren una biblioteca inmensa allá donde estén.

Allá vamos:

Creo que ya he comentado que en la biblioteca de mi barrio hay libros en español, pero tampoco muchos.   A veces ponen ofertas buenísimas en una librería del centro, y salgo con mi bolsa llena de libros, tan contenta, pero claro, hay lo que hay. Que sí, que también puedo leer  en formato electrónico, y lo hago, pero la sensación de ojear y hojear libros es insustituible para mí.  En mi círculo de amigas hispanohablantes hacemos también intercambio, por supuesto, y así es como llegó a mis manos El corazón helado. 

El corazón helado

Hacía mucho que quería leer algo de Almudena Grandes, así es que me puse muy contenta cuando una amiga me lo pasó, pero la verdad es que me mostraba un poco reticente a empezar a leerlo, al ver que era un señor libraco se me quitaban un poco las ganas y es que, como tampoco es que pueda tirarme las horas leyendo y a veces por la noche estoy cansada y no me apetece, pues me daba pereza enfrentarme a una historia tan larga. Pues estaba totalmente equivocada, no se hace largo. La historia es tan buena y está tan bien escrita que te sumerges en sus páginas y te da igual lo demás. Nos cuenta la historia de dos familias en épocas diferentes, durante la Guerra civil y la posguerra, y hoy en día. Conocemos el punto de vista de los dos bandos del conflicto y de los exiliados que tuvieron que salir del país obligados por las circunstancias. Con partes muy emocionantes, como le dije al señor Armadillo cuando me miró y me vio llorando a moco tendido: “Es que es muy bonito, pero muy triste”. Me encantó, de los que me quiero comprar para tenerlo en mi colección porque, sin duda, lo volveré a leer en algún momento.

Alma

 

Alma de Carlos Sisí. Empieza muy bien, promete mucho, te intriga, te engancha, hubo un momento que pensé que estaba a la altura de Stephen King, y luego… se va desinflando poco a poco, se vuelve repetitivo, más de lo mismo, y la verdad es que decepciona. La historia se desarrolla en Inglaterra y hay algunos fallos de documentación que me sorprenden, quiero decir, no entiendo que me esté hablando de algo complicado (para mí, claro) como el tema de desarrollo software y luego no acierte en el precio de un café en Londres o me diga que un señor inglés desayuna pan con aceite, por ejemplo. Una pena, de verdad que al principio me estaba gustando muchísimo.

 

Viví años de tormenta

Viví Años de tormenta de Fernando Schwartz. Lo compré porque hace mil años leí El desencuentro y me gustó muchísimo, así que imaginaba que no iba a defraudarme. Nos cuenta la historia de Lola, una oncóloga infantil que se enfrenta a la acusación de haber practicado eutanasia a uno de sus pacientes, pero esto no es más que una excusa para trasladarnos a su época de estudiante, durante los últimos años de Franco y la Transición, y hablarnos de la vida de su familia (padre diplomático, madre aristócrata, hermanos de diversas ideologías) y del ambiente de la época. Y llevaba yo razón, no me defraudó, me gustó mucho.

el cielo roto

Crónicas del fin: El cielo roto  de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina. Si te gusta la ciencia ficción y la fantasía, las protagonistas femeninas carismáticas, los personajes fuertes, los monstruos de lo más variopinto, los mundos post apocalípticos, el uso de hechizos como armas y no te da reparo la sangre, este libro es ideal para ti. Muy buenas descripciones pero sin ser eternas, de los que te da la sensación de estar viendo una película, muy visual, con mucho ritmo, consiguiendo una lectura fluida, las escenas de acción con mucha acción, sí, vamos a decirlo: trepidante.

Pero ojo, que este primero podría considerarse sólo el prólogo, hay otros dos publicados (y a la espera estoy de los siguientes), aquí os dejo los enlaces porque están en formato electrónico:

El cielo roto

El dios en las alturas

Testamento

¿Y por qué el enlace de los tres? Porque ya sé que cuando leáis el primero os vais a quedar con ganas de más y ese tiempo que os ahorro. Creo que ha quedado clara mi opinión, pero por si acaso: sí, me han gustado muchísimo, sí, los tres :)

Y eso es todo por hoy, tengo más, pero  bueno, lo dejaremos para otro día. 

¡Feliz verano y felices lecturas de veraneo!