Muchachito

Uno de los regalos de Reyes que me hizo el señor Armadillo fueron unas entradas para un concierto de Muchachito aquí en Londres, me puse más contenta que todas las cosas, claro. El concierto fue el pasado jueves en la sala La Scala (donde, por lo visto, tocan muchos grupos españoles). Es una sala muy pequeña, lo cual es genial porque, obviamente, todo se ve mucho mejor, estás más como en familia :)

Abrían las puertas a las 7’30, pero yo por problemas logísticos con la canguro, no podía llegar a esa hora. El señor Armadillo sí que estaba allí, el primero de la cola, además. Cuando yo llegué, la cosa estaba más complicada, había mogollón de gente, a echarle paciencia, porque además aquello iba muy lento. El concierto empezaba a las 8’30, y creo que es uno de los pocos que han empezado a su hora, así que las primeras canciones me las perdí :(

Por fin logré entrar, que por cierto, te daban La maqueta adelanto de su nuevo disco. Allí vi al señor Armadillo, en primerísima fila, y aunque pensé que iba a ser imposible llegar hasta él, le pregunté a uno de los de seguridad cómo podía llegar hasta donde estaba mi marido y, más majo que todo (la verdad sea dicha, me extrañó) me abrió para que pudiera pasar por delante, así que la cosa salió redonda, ya me veía viendo el concierto sola y atrás.

Debo reconocer que al principio me decepcioné un poco cuando vi que no había venido el resto de la banda, porque son muy buenos y porque además lleva instrumentos de viento, y en mi opinión, la gracia que dan los instrumentos de viento es básica en algunas bandas ¿qué sería, por ejemplo de Matador de Los Fabulosos Cadillacs sin la melodía de los instrumentos de viento?¿Y de La Pulquería, de cualquiera de sus canciones? Pues no, no serían lo mismo… Tampoco iba el pintor que lleva a los conciertos y que pinta un cuadro durante la actuación :(

El caso es que allí estaba Muchachito, más solo que la una, con un par de guitarras, percusión, y una armónica, y como si de un hombre orquesta se tratase, él se apañaba con todo. Qué energía, madre mía, yo estaba cansada nada más de verlo, vamos, que fue increíble.

¿Os acordáis las típicas noches de moraga en la playita, en verano, donde había uno de vuestros colegas que tocaba la guitarra y todo el mundo se ponía a cantar, y le pedía canciones y él las tocaba, y más cantar? Pues lo mismo, la misma sensación, así de a gusto nos hizo sentir Muchachito. Salió como cuatro veces, salía y decía cosas del tipo “¿Es que no tenéis casa? A ver, que yo hasta mañana a las 5 que sale el avión…” y cada vez tocaba tres o cuatro canciones más, tanto fue así que el concierto se alargó hasta casi las 11 de la noche y os digo que eso aquí es casi impensable, que todos los conciertos a los que hemos ido no llegan a las 2 horas… Yo creo que las cantó todas, Aire (una de mis preferidas), Azul (otra de mis preferidas), La quiero a morir (que, aunque no es suya, la versión mola mil), hasta No estaba muerto, que estaba de parranda…

Resumiendo: a la conclusión a la que llegué es que además de un pedazo de artista se ve que tiene que ser un encanto de persona, que disfruta con lo que hace, que se lo pasa bien y hace que su público se lo pase bien. Muy, muy recomendable, un cinco estrellas.

Concierto Muchachito

Concierto Muchachito

Concierto Muchachito

Concierto Muchachito

Concierto Muchachito 5

Concierto Muchachito

Concierto Muchachito 4

Concierto Muchachito

 

Concierto Muchachito

 

Invierno

Hola a todos, antes de nada, espero que lo hayáis pasado muy bien y que los Reyes, Santa Claus o quien corresponda os haya traído muchos regalos :)

Con la vuelta a la rutina, he vuelto a mi club Hola Caracola, a las clases de español, y el tema elegido para la vuelta ha sido el invierno. Como ya sabéis tengo varios grupos, de varias edades (de 4 a 8 años) básicamente trato los mismos temas, adaptándolos obviamente, al igual que las actividades, que suelen ser diferentes. Aquí os hago un resumen de lo hecho con todos y ya depende del nivel o la edad, elegís una actividad u otra.

Lo primero es este vídeo para entrar en materia y que deduzcan cuál es el tema que vamos a tratar ese día. Como veis, se puede usar para cualquier estación porque habla de las cuatro (de hecho el año pasado lo usé en una clase para hablar de todas) así que hay que guardarlo a buen recaudo porque nos sirve a lo largo del año :)

Lo siguiente es plantear la pregunta “¿En invierno hace frío o hace calor?” lo que, por supuesto, acompañamos de gestos para que entiendan lo que estamos diciendo sin necesidad de traducir.

Para los mayores introduzco el tema “¿Qué tiempo hace?” usando el libro Colega 2, donde está todo muy claro, pero si tenéis tiempo, ganas  y arte para dibujar podéis hacer algo parecido:

 Libro colega 2 foto tiempo

 

Practicamos con la actividad de preguntar qué tiempo hace en diferentes ciudades:

 Libro colega foto tiempo

 

 

Luego podemos hablar de alguna de las prendas de vestir que usamos en invierno. Para ello, vemos este vídeo de nuestra gran amiga Peppa (les encanta a todos, da igual la edad) donde se dice varias veces “gorro”, “bufanda” y “guantes”. Primero les doy una ficha con un dibujo de cada prenda y les digo que tienen que estar atentos porque van a decir los nombres y tienen que escribirlos. Luego pueden colorearlos. En el vídeo, además, sale más vocabulario como “nieve”, “bolas de nieve” y “muñeco de nieve”.

Con los pequeños, que todavía no saben escribir, simplemente vimos el vídeo y les dije que estuvieran atentos a los nombres de las distintas prendas de vestir, con las que íbamos a vestir a nuestros muñecos de nieve. La actividad con ellos fue dibujar un muñeco de nieve. Primero hicimos la cabeza, pegando un disco de algodón, de los típicos para desmaquillarse, donde además se puede pintar bien con rotulador.  Tenían que pintar el resto del muñeco, añadirle brazos, los ojos, la boca, etc. (por lo que también repasamos vocabulario de las partes del cuerpo y la cara). Luego les di los guantes, bufanda y gorro que había hecho en papel blanco (se pueden hacer también de fieltro o de tela, y pueden quedar muy chulos,  pero entonces no los pueden colorear) los pegaron ¡y a colorear!

Perdón por la calidad de las fotos, pero la iluminación de la clase complica el asunto. Aquí algunos ejemplos:

Muñeco de nieve Reception  3Muñeco de nieve Reception 2 Muñeco de nieve reception Muñeco de nieve Reception

Con los mayores, la actividad fue diferente, un poquito más complicada. La saqué de la página Red Ted Art (que tiene cosas geniales, os recomiendo que le echéis un vistazo) pero en vez de usar calcetines, porque no tenía calcetines viejos vistosos, usé tela de camiseta y de chándal. Necesitamos el cartón de los rollos de papel higiénico, un trozo de papel blanco con la medida del rollo (unos 21×10’5 cm), pegamento, trozos de tela (de unos 20×10 cm) para los gorros, tiras de tela (de unos 35 cm para poder hacer un nudo doble, si sobra, siempre podemos cortar) para la bufanda, gomillas, cuerda y rotuladores.

Materiales muñeco de nieve

Enrollamos el papel blanco en el cartón y lo pegamos, dibujamos la cara (con cuidado de no dibujarla muy arriba porque tenemos que ponerle el gorro), le atamos la bufanda y el gorro. Para el gorro, enrollamos la tele alrededor del cartón, la fijamos con una gomilla, dejando que sobre un poco de tela por abajo para poder doblarla hacia arriba y que tape la gomilla, y en la punta atamos un trozo de cuerda y ya los tenemos:

Muñecos de nieve

Esta es la base, luego siempre se les pueden dibujar botones (o pegar botones de verdad), brazos, orejeras… eso ya a la imaginación de cada uno.

Y para terminar, otro vídeo de Peppa sobre el invierno: Un frío día de invierno.

De mantecados, dietas, gimnasios y profes de gimnasio

Algunos ya sabéis que a la vuelta del verano, empecé a hacer dieta. Bueno, vamos a remontarnos a después de Navidad para poner las cosas en perspectiva: yo en Navidad me hincho, no es que me hinche en plan gases o por tener la regla, me hincho a comer. Adoro los mantecados y las hojaldrinas, sí, y también me gustan los roscos de vino, el turrón duro, el blando, el de chocolate y el que sea, bueno, el de tutti frutti no mucho. El mazapán no me vuelve loca, pero si encarta, pues encarta. En mi casa además, en estas fechas se hace lomo en manteca colorá, que es uno de los pecados capitales más ricos del mundo, y más cuando viene con su zurrapa. A todo esto se suma que, como estamos en casa de la familia, no tengo que preocuparme de hacer comida ni nada, hombre, algo ayudo, pero vamos que no es como en casa, básicamente me lo ponen todo por delante y yo solo tengo que zampar. Y a mí, señoras y señores, me gusta mucho zampar.

Bueno, pues siempre vuelvo con varios kilos de más a casa, cosa que no me preocupa, porque lo tengo asumido. Cuando sabes que no vas a probar los mantecados hasta el año siguiente, todo te da igual, tienes que comer por los meses venideros. Bueno, pues la última Navidad cogí un par o tres kilos. El caso es que vi un documental sobre el azúcar , estaba hecho en EEUU, aquí tenéis otro, hecho en Europa,  pero dicen básicamente lo mismo, así que  me propuse dejarla, algo que pensé que nunca lograría… pero lo logré. El caso es que yo era de las de dos cucharadas de azúcar en el café y para mí era impensable tomarlo sin nada, pero te acostumbras. Y así con todo. Estuve un mes sin nada de azúcar refinada y, ojo, sin alimentos que llevasen azúcar, que eso sí que es difícil. Anda que no he mirado (y sigo mirando) etiquetas. Después de ese mes, seguí sin tomar, pero más relajada,  por ejemplo cuando salía a a comer fuera o algo así, sí que me tomaba un postre, pero ya no era diario. Pues perdí 3 kilos y no en demasiado tiempo.

Después del verano empecé una dieta de un libro que se llama La dieta smart 

dieta smart

 

 No os voy a contar todo el libro, diré que consiste en bajar carbohidratos y grasas, va por etapas, para mí ha sido fácil y que a lo que llegas es a acostumbrar a tu cuerpo a comer sano. A mí me ha funcionado, aunque también tengo que decir que soy bastante disciplinada cuando me lo propongo y que disfruto de la verdura, lo cual es básico para todo el que quiera estar en forma.

El caso es que también me apunté al gimnasio. Estoy yendo casi a diario (los findes no suelo ir) y echo una hora más o menos. Al principio solo estaba haciendo elíptica, cinta y máquinas porque no me veía preparada para afrontar una clase. De hecho, el señor Armadillo me regaló una Fitbit para controlarme el pulso, porque el primer día la elíptica en la que estaba me marcaba 180 pulsaciones a los dos minutos de subirme, muy triste, lo sé, yo me imaginaba allí tirada en el suelo con un infarto, y una esquela que dijera “El deporte la mató”.

Hace tres semanas me decidí, ya me encontraba preparada y fui a mi primera clase de “Danza brasileña”. Me lo pasé pipa, una que hace años que no sale a bailar (bueno, miento, bailé con Adriana en su cole cuando fue la Halloween Disco) pues esto es lo más parecido a salir de marcha :) Además la mitad de las canciones están en español, que si Ricky Martin, que si Bailando de Enrique Iglesias y ya cuando en la última clase pusieron el Bamboleo, lo di todo, más flamenca que todas las cosas.

Fui también a clase de kettlebell, pero esa no me gustó, la profe ponía malas caras, en plan “Vaya gente patata, que no levantan kettlebells de 200 kilos…” y a mí eso no, a mí que me animen, que yo hago lo que puedo.

Y también me apunté a clase de Fitness rebounding, que no tenía ni idea de lo que era, en la página del gimnasio decía que era un ejercicio de bajo impacto, así que pensé que perfecto, algo relajadito para los viernes. Vale, pues es una hora dando saltos en una cama elástica, una de estas pequeñitas:

 

camaelastica

Bueno, hacemos descansos cada 15-20 minutos para hacer abdominales, triceps y flexiones. Cuando me enteré que era dar saltos, pensé en cancelar la clase, pero no, ahí que fui. Y se aguanta. Con miedo al principio, porque pensé que iba a pisar mal e iba a parar al suelo, consolándome pensando que seguro que no era la primera. Pero no, no me he caído. Y he repetido y voy a seguir yendo. Y además la profe ha acabado hoy la clase con “Thank you ladies for your hard work”, así es que da gusto, aquí es donde se ve la gente que cuida su trabajo, que te ponen a saltar y a sudar, pero con cariño.

El caso es que entre una cosa y otra, me siento fenomenal, se nota el comer bien y el hacer deporte. Y se me están poniendo unas piernas con tanto baile y tanto salto que si le doy a alguien una patada lo desbarato, aunque cuando estoy en la máquina, haciendo abductores, siempre pienso en esta muchacha y en que nunca podré hacer lo que ella hace ;)

Otra de libros

el despertar de la señorita Primm

 

El despertar de la señorita Primm de Natalia Sanmartin Fellonera

No me ha gustado. Para empezar, la protagonista me cae mal casi desde el principio, y cuando eso ocurre, mal vamos. Segundo porque da la sensación de que la autora ha querido escribir una novela de Jane Austen, pero no le ha salido. Me explico, la historia transcurre en un pueblo, no se sabe muy bien dónde, parece que en Francia, en la actualidad, pero todo el mundo habla  y se comporta como en el siglo XIX  o principios del siglo XX, y actúan como si fueran ingleses, por ejemplo, llega Nochebuena y para cenar hay pavo y roast beef , y  para merendar hay pastas de limón, tarta de queso, bizcochos de mantequilla…Vale que parte de la premisa de que el pueblo es una comunidad de gente que, harta de la vida en las ciudades, se ha ido allí a vivir anclados en el pasado, pero a mí me resulta todo como falso, creo que hubiera sido mejor que hubiese situado la historia en otra época y fin. Porque te encuentras con cosas como que en la casa hay una cocinera (a la que imaginas con su gran delantal blanco, como salida de Arriba y abajo) y la madre del protagonista aparece en la casa acompañada de una doncella, las señoras utilizan la palabra “querida” cuando hablan unas con otras y se refieren a otras como “las damas”. Leyéndolo imaginas escenas propias de Downtown Abbey, pero luego se suben a un coche y ponen la calefacción a tope porque hace frío y te rompen los esquemas.

 lv_soldados_de_salamina_

Soldados de Salamina, de Javier Cercas.

Le tenía muchas ganas, el típico libro que has visto por todas partes pero que nunca te ha encartado leerlo, así que cuando vi que lo tenían en la biblioteca, pues lo cogí. Bastante interesante, no tiene nada que ver con la Batalla de Salamina a pesar de su título, está inspirado en una historia que ocurrió en los últimos días de la Guerra Civil, el fusilamiento frustrado de Rafael Sánchez Mazas, padre de Sánchez Ferlosio y uno de los fundadores de la Falange. Me ha dado pena porque me costó un poco leerlo, me pilló en uno de esos momentos de la vida en la que andaba distraída, y creo que no lo disfruté lo suficiente. De hecho, las últimas páginas, que las leí más tranquila, me gustaron muchísimo.  

 No culpes al karma

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, de Laura Norton.

Me encantó.  Aunque por el título más parece un libro de autoayuda que otra cosa, se trata de una novela. A ver, yo no creo en el karma, y si alguna vez creí, me desengañé hace mucho, así que el nombre me hizo bastante gracia. Empecé a leerlo de casualidad, y en cuatro días (durante el viaje a Bruselas) me lo ventilé. Es muy divertido, muy fácil de leer, la historia te engancha, la protagonista es que cae bien desde el principio, hay momentos en los que te identificas totalmente con ella, situaciones que entiendes a la perfección. Si te apetece echar un buen rato, alguna que otra risa y desconectar, esta es tu novela. 

 

 Amigos hasta la muerte

Amigos hasta la muerte, de Nele Neuhaus.

Novela policíaca. Es la segunda de una serie de cuatro, que tienen como protagonistas a los detectives Oliver von Bodenstein y Pia Kirchhoff, pero vamos, que no hace falta leerse la primera. No hay un antes y un después, pero entretiene, final poco previsible, y si te gusta el género, no está mal.

En breve más cositas, que últimamente me estoy acostando pronto y leyendo mucho :)

Van Morrison & Tom Jones

Antes de nada, gracias al querido señor Brotherinlaw por avisarnos, a sus pies caballero. Resulta que hay una página, www.showfilmfirst.com, que te da entradas gratis para eventos, sí yo tampoco me podía creer que algo así de estupendo pudiera pasarme, porque estaban dando entradas para el concierto del domingo de Van Morrison y Tom Jones  en el O2, dentro del Blues Festival que se está celebrando.

Debo decir que a Adriana le gusta mucho Tom Jones, aquí es uno de los jueces en  La voz, así que, como vemos el programa, pues lo conoce y además escucha su música, que sí, que lo busca en Spotify e incluso añade algunas canciones en su lista de favoritos, y las canta. Así que, había llegado el momento de que fuera a su primer concierto. La entrada a menores estaba permitida, pero yo no las tenía todas conmigo, a ver si al final nos iban a echar para atrás en la puerta… así que cuando íbamos en el autobús, le dije “Si no nos dejan entrar, no pasa nada, nos volvemos a la casa y ponemos el CD”, me miró muy seria y me dijo “Pero mamá, no es lo mismo…”. Claro, ella pensaría que después de ir a un concierto, siempre venimos diciendo lo que mola ver la música en directo y ahora no le iba a vender la burra.

Antes del concierto le dije que como íbamos a ir a un sitio con muchísima gente, íbamos a hablar de qué pasaba si se perdía. La conversación fue algo así:

-No voy a perderme.

-Ya, pero por si acaso.

-No, porque me da mucho miedo, como aquella vez que me perdí en el supermercado…

-No te has perdido nunca en el supermercado.

- Ya, pero lo he soñado y daba mucho miedo.

-Vale, pues si te pierdes, busca a alguien y le dices que te has perdido. Como sabes la dirección de la casa, se la puedes decir, pero te voy a hacer una pulsera con mi número de teléfono. Buscas a alguien y se lo das.

-¿Y si es unfriendly? Porque son strangers mamá…

(Combatimos a diario con el Spanglish, pero es inevitable…)

-Vale, entonces busca a alguien de la organización, gente que trabaja allí y que llevarán uniforme y una identificación, una tarjeta con su nombre.

-¿Y qué pasa si alguien se disfraza con un uniforme, pero no es de la organización?¿Eh?

-Vale, no te sueltes de mi mano.

Ya sabemos que además de mis ojos ha sacado mi vena paranoica :)

No hubo ningún problema, eso sí, los asientos estaban en lo más alto, dos butacas más para allá andaba San Pedro :) ¡Madre mía, y yo que tengo vértigo! Adriana me decía “Mamá, estamos muy altas, a ver si nos caemos” y yo en plan: “Estate calladita, no se va a caer nadie” sólo me faltaba que me dijera eso, bastante tenía yo con evitar mirar abajo…

 

Concierto Tom Jones

Concierto Tom Jones

La cosa empezó bien, primero salió Van Morrison, que canta que te mueres, pero claro, a la que tocó dos lentas, Adriana me dijo: “Yo tengo mucho sueño, voy a dormir, cuando salga Tom Jones, me avisas” Y dicho y hecho, se quedó frita, poco le importaba estar en mitad de un concierto. Van Morrison, pues muy bien, tiene un vozarrón y un directo buenísimo, pero yo estaba esperando “Brown eyes girl” que es la que me sabía y me quedé con las ganas.

Tom Jones, bueno, pues es Tom Jones, que tiene un chorro de voz que da miedo y estuvo increíble. No era la primera vez que se subía a un escenario, desde luego, eso se nota y cuando te cuenta historias en plan “Cuando cantaba con Elvis en Las Vegas…” pues no puedes hacer otra cosa que rendirte a sus pies.

Cantó canciones de su nuevo disco (“Mamá hay que comprarlo, mañana lo compras”) y versionó  It’s not inusualSex bomb. La versión de Sex bomb fue preciosa, en plan blues.

Concierto Tom Jones- It’s not inusual

Resumen: A pesar de que entre los dos suman como 500 años, tienen unas voces envidiables. Adriana me dijo que había sido muy emocionante, que le había encantado su primer concierto. Lo único malo es que el señor Armadillo no pudo venir, pero bueno, espero que sea el primero de muchos :)

 

 

El Día de los Muertos

Ese ha sido el tema de la semana en las clases de español. Como ya se acerca la Noche de Halloween, el Día de Todos los Santos, el Día de los Muertos, etc. pues esta semana hablamos de ello en clase, para ver las diferencias entre su fiesta y las nuestras. Hablé de visitas al cementerio, llevar flores y comer huesos de santo y buñuelos de viento, pero hay que reconocer que es mucho más vistosa la fiesta en México y en algunos países de Sudamérica.

Para introducir el tema, empecé poniéndoles un corto que se llama, precisamente, El día de los Muertos, a partir de ahí, empezamos a comentar de qué pensaban que íbamos a hablar, etc.

En Rockalingua (la cual recomiendo porque es una página buenísima donde encontrar canciones, vídeos y hojas de ejercicios, muchas gratuitas, y a los niños les encantan) encontré recursos para este día, un cuadernillo con dibujos  de los cuales usé uno del altar con vocabulario. Una canción, que no utilicé por motivos técnicos, pero sí que les di la hoja con la letra donde explica lo que significa el Día de los Muertos en México.

Luego hicimos guirnaldas. Busqué dibujos de calaveras que tampoco dieran mucho miedo, porque a ver si alguno se asustaba, para que las coloreasen.  Con papel de seda hice flores, muy simples,  no había tiempo para más porque las quería hacer en clase, con ellos, pero podéis encontrar tutoriales en internet de cómo hacerlas  preciosas. Con cuerda y un poco de celo, ya tenemos los adornos:

guirnaldas calaveras

Para los más pequeños les puse un episodio de Los Thornberrys donde la familia visita México en ese día y van explicando la fiesta. El vídeo está en inglés con subtítulos en español (horribles, por cierto, unas faltas de ortografía de echarse a llorar) pero algunos de los personajes hablan en español.

Y para terminar, pintamos caretas de calaveras, imprimí en cartulina una imagen que encontré que además era del tamaño perfecto, le hice agujeritos en los lados y con hilo elástico, ya la teníamos:

Careta calavera

Aquí tenéis la plantilla que bajé de internet: calavera para careta

Como banda sonora, se puede usar esta canción (recomendada por la señora Totoro): Los esqueletos. Les gustó mucho, y el estribillo lo acaban cantando. Advertencia: estará en vuestra cabeza durante días.

Al grupo de hispanohablantes les di la letra para que la leyeran ( Canción de los esqueletos),  y lo que hice con ellos fue buscar otras rimas que pudiéramos usar, por ejemplo, en la canción dice: “Cuando el reloj marca la una, un esqueleto sale de su tumba” Pues les pregunté:  ”¿Qué otra cosa podemos poner que rime con tumba? “Se come una uva”, “Come aceitunas”, etc. y así con toda la letra.

En fin, una semana de miedo ;)

 

 

12 de octubre

El lunes fue 12 de octubre, y aunque muchas son las opiniones acerca de si hay que celebrar o no, etc. me vais a permitir que os diga que a mí, como tema para clase, me resultó estupendo. Primero porque respondes a la pregunta de por qué hablamos el mismo idioma en tantos países y segundo porque creo es un momento histórico bastante importante  y que no conocen. En lo que hago hincapié obviamente es en la lengua, explicar porqué, en sitios tan lejanos como España y  casi toda Sudamérica  se habla el mismo idioma, porque sea por lo que sea, compartimos mucho (te das mucha más cuenta, cuando estás fuera del país) y para mí, eso es lo importante hoy en día. Y no, ninguna de mis amigas sudamericanas me miró raro ese día, ni me odió, ni nada :)

En fin, así que toda la semana, con los distintos grupos, he estado contando el viaje de Colón y su llegada a América. 

Como creo que una de las mejores formas de explicar algo a niños es con marionetas,  bajé unos dibujos muy monos de aquí  y pegando un palito de helado por detrás, ya tenía el teatrillo montado:

Colón,Reyes y carabelas

 

Después de contar toda la historia, ayudándome de un mapa, por supuesto (los mapas me/les encantan) les propuse una actividad, sacada del cuaderno de ejercicios del libro Colega 1, donde tenían que colorear los países donde se habla español y poner los nombres de alguno de ellos, me pareció buena para familiarizarse con el mapa de Sudamérica. Y para terminar hicimos unas  ”mini carabelas”. Llevé las piezas de cartulina recortadas de casa, pero también las pueden recortar ellos a partir de una plantilla, eso ya dependiendo del tiempo, su destreza, etc.  Las colorearon a su gusto y quedó algo así, bastante variopinto, la verdad:

Carabelas 1Carabelas 2

 

Para el grupo de los pequeños, en vez de hacer las “mini carabelas”, que me pareció más complicado, bajé dibujos de los pueblos que habitaban en América y sus símbolos, para que ellos hicieran sus propias marionetas, y este fue el resultado:

Mayas, incas y aztecasIncas, mayas y aztecas

 

Así que esta ha sido mi semana en lo que a clases se refiere :)

The Hundred-Foot Journey

Acabo de ver esta peli y como me ha encantado,  me he dicho: “Voy a compartirla por aquí” :)

The hundred foot journey

Es una película del año pasado, cuyo título en español fue Un viaje de diez metros.  Me decidí a verla porque salía Helen Mirren y eso me parecía garantía suficiente. Es la historia de una familia india, que por unas cosas y otras acaban en un pueblito francés donde quieren montar un restaurante, pero allí se encuentran con la dueña de otro restaurante, que tiene una estrella Michelín y no está dispuesta a ponerles las cosas fáciles. Aquí os dejo el tráiler  en inglés con subtítulos, cuidado que os cuentan media película. Aconsejo la versión en inglés, con Helen Mirren hablando con acento francés,  cosa que la versión española no tiene, lo mismo que el acento indio de  la familia protagonista, que en español suena un poco raro.

Razones para ver la película:

-Es una comedia. Porque si quieres ver penas, siempre puedes poner el telediario.

- Tiene su parte de amor. Las historias de amor son una de mis debilidades, porque es muy bonito querer y ver a la gente quererse ;)

-Sale Helen Mirren,  qué me gusta esta mujer, qué señora tan elegante, yo no quiero ser así cuando sea mayor, yo quiero ser así ahora :)

- Transcurre en un pueblecito de los Alpes franceses, por lo que si ya me dieron ganas de visitar uno después de leer L’auberge. Un hostal en los Pirineos  L’Èpicerie. La pequeña tienda de los Pirineos, ahora ya es una obligación.

- Va de chefs, así que hay escenas de mercado, cocinas, alimentos a cámara lenta, todo muy apetitoso. Otra de mis debilidades: la comida.

- El protagonista, Manish Dayal, me ha parecido guapísimo, que sí, que no es razón de peso para ver una película, y por supuesto va en gustos, pero, en mi humilde opinión, el muchacho tiene una mirada de matar. Como muestra, un botón: 

Manish Dayal

 

Así que si os gusta comer, las comedias románticas, los finales felices y los paisajes de montaña, esta es una película que no os podéis perder :)

¡Feliz fin de semana! 

Más libros

 

 

la gramática del amor

La gramática del amor, de Rocío Carmona. 

No está mal… si eres adolescente. En serio, no está nada mal, pero no me di cuenta de que no era un libro para adultos, sino juvenil, de hecho, la protagonista tiene 16 años, así que es un libro ideal para gente de esa edad a los que le vaya el tema romántico, porque, como se puede adivinar por el título, es una novela de amor. Tiene puntos interesantes como la “banda sonora” que aparece y las referencias (y spoilers, ojo) a grandes clásicos de la literatura romántica, que dan muchas ganas de leer o releer. 

 

El fin de los sueños

El fin de los sueños de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina.

Pues qué puedo decir, que me ha encantado. Fantasía y Ciencia-ficción, una muy buena ambientación en un futuro oscuro, personajes con historias complicadas, un malo malísimo, un buen final… Te engancha, te engancha completamente y lo encontré diferente, no es para nada predecible y eso me gustó mucho. Totalmente recomendable para todos los públicos, para adultos, pero también para adolescentes. Y, como ya le dije a la autora, yo haría una película, es muy, muy visual.

 

l auberge.

L’auberge. Un hostal en los Pirineos, de Julia Stagg.

Una pareja de ingleses que llega a un pueblo de los Pirineos con la intención de reabrir un hostal. Por supuesto, hay choque cultural entre los recién llegados y los habitantes del pueblo, por unos son acogidos mejor que por otros que les pondrán las cosas difíciles… Pues bien, no es un libro que marque, no hay un antes y un después, como mejor puede definirse es como lo hizo mi señora madre (que fue la que me lo pasó), como un libro agradable de leer, te distrae y te relaja, te apetece ponerte a leer. Le coges cariño a los personajes, te dan ganas de visitar los Pirineos y pasar unos días en uno de esos pueblitos de montaña. Hay una segunda parte además, L’Èpicerie. La pequeña tienda de los Pirineos (en ella estoy ahora) en la que conocemos un poco más a todos y vemos cómo continúan sus vidas.

 

La boda de Kate

La boda de Kate, de Marta Rivera de la Cruz.

Como su propio nombre indica, la protagonista se llama Kate y va a casarse, pero ojo, que la señora ya anda en los 70, aunque en esta novela eso no importa porque de lo que se habla es de amor, sin importar la edad. Tengo debilidad por esta mujer, los libros que he leído de ella me han encantado, porque cuenta buenas historias, de gente muy normal, personajes que te crees, que podrían ser tus vecinos del 2º. Pero además son historias que te emocionan, con las que sonríes o sueltas una lagrimita, pero que acaban bien, te dejan buen sabor de boca, acabas el libro, lo cierras, sueltas un suspiro y sonríes :)

 

 

Florence and the machine

Septiembre, concierto de Florence and the machine en el Alexandra Palace (también llamado donde Cristo perdió el lápiz, aunque es precioso, eso sí).  Un poquito de historia, que el sitio lo merece: Alexandra Palace fue construido en 1873 y se llamó “El palacio de la gente”, sólo dieciséis días después de su apertura fue destruido por un incendio.Dos años después, en 1875, se volvió a abrir. En 1900, tras algunas dificultades financieras, se creó por un Acta del Parlamento, la Fundación Alexandra Palace and Park, y lo hicieron ” disponible para el uso  gratuito y recreo del público para siempre”. En 1935, la BBC ocupó la parte Este del edificio, desde la que se hicieron las primeras retransmisiones de la televisión pública en 1936. En julio de 1980 se incendió por segunda vez. Se reabrió en 1988 y continúa como fundación benéfica administrada por el distrito de Haringey.

Para llegar hasta el palacio, hay que subir una cuesta considerable, aunque también es verdad que la subida vale la pena, las vistas de Londres son impresionantes, tendremos que volver de día.

Volviendo al concierto, fue impresionante. Esta mujer no pierde nada en directo, tiene una voz increíble y eso a pesar de que no para de moverse y dar saltos por todos el escenario. Ha cambiado su look “hada del bosque” por algo setentero, pero da igual, escuchas ese vozarrón y como si quiere ir en pijama. Bueno, para los que no sepáis quién es, igual os suena alguna de sus canciones como: You’ve got the love  o Dog days are over. Pues así como la escucháis en el vídeo es en directo :)

Un poco mística sí que es, cuando se pone a hablar llega a misticismo nivel “voy fumadísima”, pero es puro espectáculo. Momento emocionante una de las veces que se acercó al público y una muchacha le dio su diadema de flores y se la puso; esa muchacha cantando con ella, emocionada, temblando, fue de lagrimita.  Muy, muy recomendable, toda una experiencia, de las que te ponen la piel de gallina.

Aquí dejo unas fotos, cortesía del Señor Armadillo.

Florence 1Florence 3 Florence 2 Florence 4 Florence 1